Tipos de cactus con flores

Tipos de cactus con flores

Aunque el éxito del cactus como planta para el hogar se ha asociado a los pocos cuidados que requiere para mantenerse en perfectas condiciones, lo cierto es que cada vez es una planta más apreciada por el público general. De característica apariencia y con una serie de defensas punzantes que pueden resultar peligrosas, los cactus son plantas que pueden encontrarse en múltiples variedades y acompañadas de otras flores según la especie.

Cactus con flores rosas

Cactus con flores rosas

Es uno de los más conocidos y ha gozado de una gran popularidad entre quienes buscaban incluir en su jardín particular un cactus con una nota de color específico. El nombre técnico del cactus de flor rosa es mammillaria fraileana, originario de México y muy empleado para centros de mesa, a modo decorativo o como complemento ornamental en jardines, salas de estar e incluso despensas y trasteros.

Dado que solo necesita una pequeña cantidad de agua semanal, puede ubicarse en un lugar poco concurrido y no demasiado frecuentado, aunque sí debe contar con unas pocas horas de sol a la semana para mantenerse en perfectas condiciones.

Cactus con flores rojas

Cactus con flores rojas

La apariencia es idéntica al cactus de flor rosa, solo que el color de la flor de estos cactus es mucho más llamativo. Se mantiene en óptimas condiciones en entornos con poca luz y escasa humedad, aunque su estructura parece ser un poco más plana en el centro.

Existe un debate entre botánicos y expertos en biología sobre la cuestión de las especies, puesto que unos afirman que se trata de la misma especie de mammillaria que origina el cactus de flor rosa (solo que con un pequeño cambio en la pigmentación), y otros defienden que el cactus de flor roja pertenece a una especie totalmente diferente de planta.

Cactus con flores raras

Cactus con flores raras

Si pensamos en un cactus, probablemente tendremos todos la misma imagen en la cabeza, pero lo cierto es que el tronco articulado en tres piezas distintas es solo un tipo de cactus y existen varios pares más.

Uno de los cactus más singulares es el denominado Lithops, que es confundido habitualmente con piedras y que debe su nombre precisamente a su semejanza con las piedras y al tipo de entornos en el que es habitual encontrarlos. Del centro de cada pequeño tallo (tiene varios) brotan unas curiosas flores que resultan muy difíciles de encontrar.

Este tipo de cactus se desarrollan bien en entornos con mucha luz solar y desprenden una exquisita fragancia que, aunque muy leve, puede ser suficiente para perfumar el hogar si los tuvieras cerca de tu jardín, por ejemplo.

Otro de los cactus más extraños del que brota una extraña flor es el denominado “aliento de la suegra” que, a pesar del curioso apodo con el que es conocido en nuestro país, es uno de los más demandados según el sitio web de MirandaGreen, firma especializada en la comercialización de productos ecológicos y regalos verdes para bodas y otros eventos. Bajo este vulgarismo podemos encontrar el nombre técnico de uno de los cactus más complicados de conservar: el Echinocactus grusonii, originario de México, en cuyos extremos brotan unas características florecillas amarronadas.

Y un cactus que no debes dejar pasar es el conocido como “cactus navideño”. Recibe ese nombre porque florece en invierno y suele ser adquirido para sustituir al acebo. Es espectacular cuando florece, ya que deja al descubierto una preciosa flor roja capaz de darle una nota de color muy agradecida a tu salón.

Cactus con flores amarillas

Cactus con flores amarillas

En realidad, no hay solo un cactus cuya flor pueda ser considerada amarilla, pero por norma general se utiliza ese nombre para hablar del notocactus magnificus, un espécimen muy raro que en algunas regiones es conocido como Parodia y presenta un tinte amarillento en sus costillas y en la parte posterior. Si se deja florecer, de la punta brotará una preciosa flor amarilla.

Eso sí, esta especie es especialmente invasiva, ya que suele reproducirse con facilidad y puede llegar a medir hasta 30 centímetros de alto. Procede de países como Colombia, Brasil, Argentina, Bolivia o Uruguay.

Cactus con flores blancas

Cactus con flores blancas

Aunque no siempre brota de él una flor blanca (ha habido ocasiones en las que la flor ha llegado a ser incluso lila o púrpura), la echinopsis oxygona es una de las variedades de cactus más extrañas que se han conocido.

Aunque es muy bonita, esta especie de cactus sí es especialmente delicada, ya que bajo su capa áspera contiene una raíz muy sensible a cualquier tipo de agresión procedente del exterior.

Estas flores suelen abrirse del todo tras el atardecer y apenas pueden mantenerse totalmente abiertas un par de días, pero resulta precioso de ver cómo la flor madura y se cierra por sí misma. La gran variedad de especies dentro del género Echinopsis permite encontrar flores de todo tipo, desde pequeños ejemplares como el tallo horizontal hasta uno grande como el cardón.

Cactus con flor negra

Cactus con flor negra

Conviene no confundir los cactus con flor negra con las rosas negras, que son una especie distinta y nada tienen que ver con el cactus. Las flores negras suelen tener unas dimensiones reducidas, de apenas unos pocos centímetros, pero son muy características por su tono azabache y por la corta vida que presentan estas pequeñas flores.

Son muy resistentes a todo tipo de agresiones externas, desde cambios bruscos del tiempo hasta abrasiones por calor o daños por caídas o sacudidas.

Compártelo en tu red social: