Los cactus más raros y espectaculares que existen en el mundo

Los cactus más raros y espectaculares que existen en el mundo

Los cactus constituyen la familia Cactaceae dentro de las plantas suculentas, que se caracterizan por acumular agua y nutrientes en sus tejidos, lo que les permite sobrevivir en zonas desérticas y áridas con mayor capacidad que cualquier otra planta. Tienen la ventaja de poder soportar y sobrevivir condiciones extremas y todo tipo de adversidades, como periodos de lluvias continuados hasta sequía extrema prolongada, heladas y temperaturas muy altas.

Cephalocereus senilis

Este cactus es también conocido como “cabeza de viejo” por estar cubierto de finas espinas similares a pelos de color blanquecino que se desarrollarán en mayor o menor medida en función de la cantidad de exposición al sol que consiga. Tiene la particularidad de que florece durante la noche y de que es verdaderamente longevo, ya que hay ejemplares de hasta 200 años.

Austrocylindropuntia subulata

Conocida como “los alfileres de Eva”, la Austrocylindropuntia subulata es un cactus que crece en forma de columnas con una gran cantidad de espinas, de ahí el nombre reconocido de alfileres. Su floración rojiza tiene lugar entre primavera y verano y puede alcanzar los ocho centímetros de longitud. Son sensibles a las heladas y al exceso de agua, que puede pudrirla.

Astrophytum myriostigma

Este singular cactus también llamado “birrete de obispo” presenta costillas bien definidas en sus costados exteriores que le confieren una forma peculiar en forma de birrete, de ahí la procedencia de su nombre. Aunque predomina el color verde, tiene repartidas una gran cantidad de escamas blancas que suavizan su color. Sus floressupera la medida estándar que se espera de los cactus. Igual que sucede con la Austrocylindropuntia subulata son muy sensibles al exceso de agua.

Astrophytum asterias

El Astrophytum asterias es uno de los más originales que existen. Se distingue por tener forma de esfera plana que no supera los cinco centímetros de altura, con una flor de intenso color amarillo perfectamente diferenciada que nace una vez al año. Una de sus características más singulares es que su floración suele darse cuando la planta apenas ha alcanzado los tres centímetros de diámetro de los diez que llega a conseguir.

Peyote

Dentro de los distintos tipos de cactus el peyote es, sin duda uno de los más conocidos, cuyo nombre científico es Lophophora williamsii, pese a que también se lo conoce como “cactus de los dioses”. Es ilegal cultivarlo o poseerlo debido a las altas concentraciones de mescalina que posee en su interior y cuyo consumo produce efectos alucinógenos muy potentes.

Agave

El Leuchtenbergia principis tiene unas protuberancias que salen de su tallo principal y que se caracterizan por ser rectas como dedos humanos. Estos “dedos” sirven para proteger la parte más alta de la planta.

Aporocactus

Se le conoce comúnmente bajo varios nombres como “cactus cola de rata”, “cactus colgante”, o “flor del látigo”. Su característica principal es su tallo en forma de cilindro, que presenta una severa caída. Su flor es de color rosa intenso, surgiendo en los meses de primavera y con una duración media de entre cuatro y cinco días en plenitud. Suelen vivir más de diez años y requieren ser regados con cierta continuidad en los meses más calurosos.

Ariocarpus

Estos cactus no cuentan con espinas definidas, aunque sus hojas terminan en punta. Debido a esta falta de espinas, son capaces de reflejar el calor del sol, lo que les permite soportar temperaturas extremas en los meses más cálidos. Pueden tardar hasta diez años en florecer.

Cereus

El Cereus, es conocido también bajo el nombre de achacana y se caracteriza por su tamaño, ya que algunas especias logran varios metros de altura. Además, pueden vivir, aproximadamente, hasta 30 años. Igual que el resto del cactus, sus flores son generalmente grandes, pudiendo alcanzar los veinte o veinticinco centímetros de diámetro.

Compártelo en tu red social: