Productos cosméticos hechos con flores

Productos cosméticos hechos con flores

No existe nada mejor para cuidar la piel que renunciar a la cosmética artificial y decantarnos por productos totalmente naturales que nos van a garantizar el mejor confort y las mejores sensaciones. Para ello, la mejor opción es decidir preparar los cosméticos a base de flores, el ingrediente más neutro que se puede encontrar en la naturaleza y que además cuenta con un gran número de propiedades positivas para la piel.

Productos cosméticos y consejos para recuperar la piel con flores

Los delicados aceites esenciales que contienen un gran número de plantas son ideales para proteger y regenerar nuestra piel proporcionándonos un resultado perfecto. Así, las cremas elaboradas con productos naturales como las flores suelen contar con un gran número de propiedades relajantes que las hacen perfectas para calmar la piel y retrasar el envejecimiento prematuro puesto que son capaces de frenar la acción de los radicales libres y pueden proteger de forma eficiente la piel de los rayos del sol.

La azucena es una flor perfecta para regenerar la piel, así como la rosa mosqueta, que cuenta con un aceite perfecto para regenerarla y disminuir la oxidación de las membranas celulares. En cuanto a las propiedades relajantes, las más indicadas son la magnolia, el jazmín, las gardenias y las camelias. Para retrasar el envejecimiento las mejores son la flor del almendro y el hibisco, aunque la orquídea también es una muy buena opción a tener en cuenta.

Estas flores pueden aplicarse por ejemplo en forma de crema hidrante o de prácticas mascarillas cutáneas. Dos de las más interesantes son las de loto blanco y las de camelias, porque resultan perfectas para dotar de color al rostro y terminar con los signos de fatiga. Las flores serán perfectas para curar el cuerpo y la piel. Gran parte de las cremas de esta comparativa, donde analizan las mejores cremas hidratantes, llevan flores naturales en su composición. 

Las mejores flores para crear cosméticos

Las orquídeas cuentan con muchísimas propiedades perfectas para combatir el envejecimiento facial mientras además resultan muy hidratantes. Sin duda seleccionar productos de belleza elaborados a partir de estas flores será ideal para mantener la piel muy joven y prevenir cualquier tipo de arruga o de línea de expresión.

Otra opción interesante es la madreselva, ya que se trata de una flor que cuenta con muchas propiedades antibacterianas, hidratantes y anti-inflamatorias. La saponaria es una planta que mucha gente no conoce y que tiene muchas propiedades medicinales, siendo perfecta para tratar la dermatitis y el acné. Una planta mucho más conocida, utilizada para elaborar cremas, mascarillas, aceites, colonias y diferentes tipos de lociones y productos cosméticos es la caléndula. Se trata de una flor bactericida y antiséptica, con propiedades cicatrizantes, calmantes y regeneradoras, ideal para tratar cualquier tipo de dolencia de la piel e incluso prevenir las estrías.

Los nenúfares también serán perfectos para preparar cremas, ya que tienen propiedades calmantes, revitalizantes e hidratantes y la verbena, una planta menos conocida, será ideal para elaborar diferentes productos cosméticos, ya que es altamente nutritiva y además, tonificante. Por último, las bonitas peonías son altamente antioxidantes y anti-irritantes, con lo que también son un buen ingrediente para la cosmética natural.

Compártelo en tu red social: