Petunias

Petunias púrpuras

Nombre científico: Petunia hybrida

Nombre común: Petunias

Altura: De 30 a 50 cm.

Características

Las petunias son plantas herbáceas de tipo perenne que forman parte de la familia de las Solanaceae. Esta planta tiene su origen en las tierras de Brasil y de Argentina.

Esta planta cuenta con flores que se presentan de forma individual o doble. Así mismo pueden ser determinadas o indeterminadas, y pueden poseer bordes ondulados y presentarse lisos.

Estas flores se dan en una gran variedad de colores, yendo desde el blanco pasando por las flores azules, las violetas, las rosas y las rojas. Así mismo se pueden presentar en diferentes combinaciones de colores.

La floración de esta planta ocurre en época de primavera, pero también se puede dar en verano. En relación a los usos de las petunias, éste es muy variado siendo los principales la decoración de jardines y de interiores.

Petunias rosas y blancas

En el caso de cultivarlas hay varios cuidados a tener en cuenta. Esta planta necesita buena cantidad de luz que debe obtenerse con exposición directa al sol. Así mismo requiere un buen clima templado, aunque es muy resistente al frío.

El suelo en el que se siembre esta planta debe contar con buenos nutrientes, también debe tener buen drenaje y siempre contar con buena humedad. Por eso requiere un riego abundante, sobre todo en época de floración.

Debemos evitar mojar las flores y también regar a la hora del mediodía. Algunas de las enfermedades de la planta son la podredumbre de los tallos y las raíces, y en las plagas se pueden presentar pulgones, arañas rojas y nematodos.

Significado de las petunias

El significado general de las petunias es picardía.

Petunias rosas

Cómo cuidar petunias

Las petunias son flores exquisitas que pueden engalanar nuestro jardín durante la primavera, y aunque son plantas resistentes que pueden adaptarse a todo tipo de superficies, desde macetas y colgantes hasta el propio suelo de nuestra huerta, existen algunos aspectos que debemos tener en cuenta para optimizar su crecimiento.

Drenaje: Cuando cultivamos petunias en macetas, lo más importante en estos casos es el drenaje. Para ello, debemos proveer un recipiente con hoyos que sean lo suficientemente grandes como para facilitar el paso del agua y evitar la humedad excesiva.

Fertilización: Nuestra recomendación es que emplees fertilizantes orgánicos como el compost o el estiércol. En algunas ocasiones, puede ser válido también incorporar una porción leve de arena a la tierra de la petunia.

Clima: En los ambientes secos debemos priorizar un abundante riego, mientras que, si se trata de un clima húmedo y con abundante sol, la frecuencia de riego debe ser menor. En cualquier caso, el exceso de agua es perjudicial para la salud de la petunia. Si al tocar la tierra esta se muestra húmeda, es recomendable esperar un día para repetir el proceso.

Poda: Esta debe efectuarse para eliminar las ramas deterioradas o cuando la planta adquiere proporciones que exceden los límites de la maceta. Debemos tener en cuenta que las petunias son plantas muy frondosas, por lo que una poda periódica puede aportarle mayor vigorosidad y salud.

Plagas y enfermedades: Como mencionábamos anteriormente, el exceso de humedad es fatal para el desarrollo sano de las petunias. Ante un escenario desfavorable, nuestra planta podrá verse afectada por hongos. Como medida preventiva, se recomienda inspeccionar frecuentemente el estado de sus hojas, raíces y flores.

Iluminación: Preferentemente, las petunias deben colocarse en ambientes bien iluminados, de manera que reciban la luz solar durante ocho horas al día.

Durante el invierno: Aunque las petunias son bastante resistentes a las bajas temperaturas, es preciso maximizar la exposición al sol. Si se decide plantar a finales del invierno, se deberán cubrir los semilleros bajo un plástico o cristal, y si el clima de la región es templado o frío la mayor parte del año, podemos recurrir al cultivo de petunias colgantes (mucho más resistentes a las heladas) o bien, disponer de nuestras petunias en macetas, en aras de poder albergarlas en el interior del hogar. Pasado el invierno, se podrán trasplantar a la tierra.

Petunias

Tipos de petunias

Actualmente, se reconocen más de 23 especies de petunias, enmarcadas en la familia de las Solanáceas, oriundas de Sudamérica. Para una mejor clasificación, se establecen además cuatro grandes grupos.

Petunia Multiflora

Se trata de la variedad más abundante, dado que son muy resistentes a las bajas temperaturas y las intensas lluvias. Su desarrollo más óptimo toma lugar en ambientes mediterráneos y tropicales, siendo necesario protegerlas del viento, como sucede con casi todas las especies de petunias. La petunia multiflora puede embellecer nuestro jardín con una amplia variedad de tonalidades, entre las que destacan el blanco, rojo, violeta, rosa y verde claro. Para que se desarrollen adecuadamente, es necesario proveer una exposición moderada al sol, así como una poda periódica para eliminar las flores y hojas marchitas. La primavera y el verano son las etapas más idóneas para cultivarlas.

Petunia miniflora

Se trata de un híbrido nacido en las regiones sudamericanas. Sus colores más representativos son el rosa, el blanco, el violeta y el rojo. Destaca además su facilidad para ser cultivada en macetas, así como patios y terrazas de espacio reducido. Durante la primavera y el verano, las petunias miniflora engalanan el espacio con sus bellas flores, siendo necesario para su desarrollo el contar con un suelo drenado, ligeramente húmedo, arcilloso y de pH neutro. En cuanto al clima, resisten las heladas con éxito, y necesitan de zonas soleadas o con semisombra. Requieren además de un abonado previo a la plantación, y para la riega, debe evitarse el contacto del agua con las flores.

Petunias blancas

Petunia grandiflora

Las petunias grandiflora presentan flores de gran tamaño, aunque no tan abundantes como la variedad multiflora. Para su cultivo en macetas, es preciso contar con un recipiente de 10 centímetros aproximadamente, debiendo aplicar compost u otro fertilizante orgánico para su crecimiento saludable. La poda es igual de relevante para este tipo de petunias, debiendo remover las hojas marchitas periódicamente. La tonalidad de las flores varía desde el blanco o el rosa hasta el rojo, dando lugar además a bandas delgadas de color blanco características de esta variedad. Como parte de sus cuidados, se necesitará contar con un suelo relativamente húmedo y drenado, además de una zona mayormente soleada.

Petunia integrifolia

Su tamaño puede alcanzar fácilmente los 60 cm de altura, con una anchura similar y una coloración para sus flores que oscilan entre el rosa, el violeta y el verde claro. Además de lo anterior, las petunias integrifolia se caracterizan por su resistencia a las bajas temperaturas, aunque son susceptibles a los vientos fuertes. Un suelo arenoso, fértil y no encharcado será propicio para su desarrollo, donde podrá florecer en los meses de la primavera, el verano y el otoño. Como todas las variedades de petunias, necesitará de la fertilización abundante y una buena poda. Además, su adaptabilidad le permite crecer en macetas y suelos de jardines por igual.

Petunias rojas

Petunia Hybrida

De manera general, el término “hybrida” se le atribuye científicamente a cualquier especie híbrida de petunia, mayormente proveniente de los cruzamientos entre petunias integrifolias o violáceas oriundas de Brasil y la especie Petunia axillaris de Argentina. Esta variedad es de tipo perenne, con flores sencillas o dobles, de colores varios, y con una altura que oscila entre 30 y 50 centímetros. Como parte de su cultivo, se requiere de una exposición constante al sol, un buen drenaje del suelo, y una fertilización abundante durante las primeras etapas de su desarrollo. Para el riego, se debe evitar el contacto del agua con las flores y el follaje, y para su siembra, se recomienda realizarla a finales del invierno o comienzos de la primavera.

Compártelo en tu red social: