Flores azules

Flores azules

Significado de las flores azules

Por lo general las flores azules revisten una connotación sentimental y un aura de enigma y misterio. Denotan sensaciones puras e intensas de unidad, confianza, confidencialidad y confort, así como paz y relajación, por lo que pueden constituirse en el regalo perfecto para múltiples ocasiones, lo mismo para familiares que para amigos o pareja.

Eso sí, aunque nuestra pareja agradecerá una flor azul por su significado, para enamorar a alguien el color rojo puede ser una mejor alternativa.

Las flores azules significan lealtad, amistad, bienestar y más, pero su matiz de pasión y amor queda para relaciones ya establecidas y consolidadas.

Para muchos misteriosas y fantásticas, las flores azules encantan por su belleza y su aire sentimental. Conocer las características generales de algunas especies que integran el grupo, así como el significado del mismo, nos permitirá contar con excelentes aliadas que siempre regalaremos en el contexto propicio.

Flores azules: Campanulas

Campanulas

Las campánulas o campanillas son flores azules muy comunes en las regiones templadas, sobre todo en la región mediterránea y en las zonas montañosas de los trópicos.

En sentido general presentan un alto grado de endemismo y son flores que destacan por su delicadeza y belleza natural. Se caracterizan además por ser regulares, campaniformes y por tener las anteras libres.

Flores azules: Lirios de agua

Lirios de agua

Llamado en ocasiones lirio español, los lirios de agua son bellas flores azules, en tonos claros, que se caracterizan por ser grandes en tamaño, tripartitas y por tener en la lengua una banda amarilla integrada por pelos finos y cortos.

Frecuente en el Mediterráneo occidental, sobre todo en la Península Ibérica, esta flor se da de forma silvestre en lugares húmedos, matorrales y pinares abiertos.

Flores azules: Lobelias

Lobelias

Flores del género de plantas del mismo nombre y perteneciente a la familia de las Campanuláceas, las lobelias están definidas por su estructura tubular, sus cinco pétalos y su único pistilo.

Existen muchas variedades, pero las más conocidas de jardín o con fines ornamentales proceden de la llamada flor de cardenal, la lobelia enana y la grande, cuyas hibridaciones, naturales y mediante la mano del hombre, han permitido obtener flores de coloraciones diferentes al azul natural y típico de esta flor.

Flores azules: Muscaris

Muscaris

Las flores de muscaris son pedunculadas, vistosas y pueden estar agradablemente perfumadas en su estado natural o ser inodoras.

Nativas del continente eurasiático, están dispuestas en la planta en racimos simples y son actinomorfas, con un perigonio urceolado y compuesto por seis tépalos soldados en prácticamente toda su extensión, y seis dentados en el ápice.

Flores azules: Campanillas chinas

Campanillas chinas

Originarias del nordeste de Asia, de ahí el nombre, las campanillas chinas son ampliamente cultivadas como plantas ornamentales.

Estas flores disponen de pétalos de cinco centímetros aproximadamente, que animan por su color azul veteado. El florecimiento es lento y como parte de él las yemas se hinchan antes de abrirse, razón por la que en inglés esta flor es referida como “Balloon Flower”.

Flores azules: Espuelas de caballero

Espuelas de caballero

Las flores de esta planta son zigomorfas y se dan a partir de inflorescencias racemosas. Cuentan con una estructura única denominada nectario y compuesta por dos hojas soldadas que se internan de forma parcial en el espolón.

El color más común es el azul, pero también las hay rosadas y blancas. En cuanto a los pétalos, normalmente son cinco, laterales y con un contorno rómbico o elíptico.

Flores azules: Acónitos comunes

Acónitos comunes

Las flores del acónito común son grandes (entre tres y cuatro centímetros de diámetro) y atractivas por su vistoso color azul o violeta.

Es frecuente en zonas montañosas de Europa, con la excepción del área mediterránea, y fundamentalmente en espacios cercanos a cursos de agua o en bosques húmedos y sombríos.   

Como flor puede atraer, pero cuidado, pues la planta es tóxica y venenosa, aunque no la flor sino la raíz.

Compártelo en tu red social: