Cómo hacer un huerto vertical paso a paso

Cómo hacer un huerto vertical paso a paso

A día de hoy las ciudades cada vez nos alejan de la naturaleza y los productos de calidad. Es por ello por lo que cada vez más personas quieren dar un paso atrás y crear sus propios huertos, aunque estén en la ciudad. En este caso, una de las mejores alternativas para cultivar es la de crear huertos verticales.

¿Qué es un huerto vertical?

Un huerto vertical es un huerto que se cultiva de manera vertical o por terrazas. Es una opción que se usa para aprovechar los pequeños espacios y conseguir una producción de alta calidad dentro de la ciudad.

Es un tipo de cultivo perfecto para lugares donde no se dispone de suelo fértil, pero que a cambio se quiere producir productos de alta calidad y ecológicos.

Si quieres saber como hacer tu propio huerto ecológico, te invito a seguir leyendo.

¿Cómo hacer un huerto vertical?

A día de hoy hay muchas opciones a la hora de montar un huerto vertical, pero en este caso nos vamos a centrar en mostrarte los pasos para crear un huerto de pisos o terrazas, con el objetivo de que puedas aprovechar el espacio de tu pared al máximo. Eso sí, antes de nada, es importante que te asegures que las plantas van a poder disfrutar de al menos algo de sol directo. De esta manera te asegurarás de que su crecimiento será superior.

¿Cómo hacer un huerto vertical?

Materiales para poder realizar los balcones del huerto:

Necesitarás tableros. La longitud de estos tableros deberá ser de la longitud de la pared, mientras que el ancho deberá ser de unos 20 centímetros. Esto dependerá de los maceteros que vayas a usar.

Listones con un grosor superior al del tablero.

Como acabamos de decir, necesitarás maceteros. Es importante que tengan algo de profundidad para que las plantas puedan crecer sin problema.

Escuadras, tacos y tornillos.

Taladro y atornillador.

Tierra para cubrir los maceteros.

Pasos para realizar un huerto ecológico

Ahora que ya tienes todos los materiales, será el momento de comenzar a realizar el trabajo para crear la obra de arte y así poder disfrutar de unos buenos huertos verticales.

Para comenzar debes coger los listones y los tableros. En la parte exterior, deberás colocar los listones. El objetivo de los mismos será el de evitar que el macetero se pueda caer con facilidad. Esto lo puedes clavar con puntas de manera sencilla.

A continuación deberás realizar los taladros en la pared para poder meter los tacos. Una vez realizados los taladros, el siguiente paso será el de poner las escuadras. Sobre ellas irán sujetos los listos. Es importante que la escuadra sujete bien al tablero para evitar que el viento los pueda mover o incluso tirar.

Cuando tengas los balcones creados, ya solo te quedará rellenar de tierra los maceteros y plantar las plantas que quieras cultivar. Una vez realizado esta operación, finalmente solo deberás colocar los maceteros en su sitio y regarlos.

A la hora de realizar los pisos, ten en cuenta el tema del riego. No hagas pisos o balcones muy elevados, no siendo que luego puedas tener problemas a la hora de regar tus plantas.

No olvides recordar que es muy importante dejar todo bien fijado para evitar que las plantas se puedan caer. No lo digo porque se pueda romper la planta, sino con el fin de que se puedan caer en la cabeza de una persona y provocar un accidente.

¿Cómo hacer un huerto vertical con botellas de plástico?

Si el anterior sistema te ha parecido complicado, puede que este sistema te guste más. En este caso necesitarás hilo para sujetar las botellas, botellas de plástico y tierra.

¿Cómo hacer un huerto vertical con botellas de plástico?

El sistema es muy sencillo, abre la botella por la parte central y haz un agujero del tamaño de un puño. Solo por una parte. Cuando tengas el agujero realizado, haz un pequeño agujero en la parte delantera de la botella en ambos lados y en la parte trasera. El objetivo es el de poder pasar la cuerda sin problemas, por lo que no debe ser demasiado grande tampoco. El tamaño justo de la cuerda. 

Cuando tengas los agujeros preparados, pasa una cuerda de lado a lado de la botella y en la parte inferior haz un nudo para que no se mueva la botella. Haz la misma operación tanto en la parte delantera como en la trasera. Cuando tengas sujeta una botella, repite la operación con el resto de botellas. Dependiendo de la altura que quieras dar a tu huerto, deberás añadir más o menos botellas por cada cuerda. Una vez que el proceso esté realizado, el siguiente paso será el de colgar las botellas. Es muy importantes que las cuerdas queden muy bien sujetas. Así evitarás que las botellas se te puedan caer.

Ahora deberás poner tierra en cada botella hasta llenarlas. Una vez que hayas puesto la tierra y veas que las botellas no se caen con el peso ni se mueven, el último paso será el de realizar la plantación de las plantas que quieras cultivar.

Recuerda regar con moderación y en ningún momento inundar demasiado la tierra. Gracias a los agujeros de las cuerdas, el exceso de agua se irá marchando poco a poco. Si no, siempre puedes hacer un pequeño agujero en la parte contraria del gran agujero, para conseguir que el exceso de agua se marche. Gracias a este artículo por la inspiración.

Compártelo en tu red social: